30
Abr
2015

La posible cura de la depresión podría ser ‘ el LSD y los psicodélicos’, según los estudios



Las drogas psicodélicas podrían convertirse en tratamientos eficaces contra el alcoholismo y la depresión, según las últimas investigaciones científicas.

Utilizando 20 personas en el primer ensayo, los resultados son prometedores y proporcionan una visión mucho más clara de las evidencias actuales sobre cómo los fármacos psicoactivos podrían ayudar a revertir los patrones de pensamiento negativo o adictivo.

El profesor David Nutt, investigador principal junto con Amanda Feilding, de la Fundación Beckley, advirtió que los pacientes se estaban perdiendo los beneficios potenciales del tratamiento debido al control y la regulación prohibitivos en la investigación de drogas recreativas.

Nutt, que era asesor jefe en materia de drogas, habló en una sesión informativa en Londres y dijo que las restricciones eran la peor censura de la historia de la ciencia.

Pero como él y su equipo del Imperial College de Londres no pudieron conseguir ayuda de financiación convencional, empezaron a utilizar Walacea, un sitio de financiación colectiva, en un intento de financiar y completar el último estudio sobre el LSD.

Dijo que esos medicamentos ofrecían la mayor oportunidad que tenían en materia de salud mental y que no había mucho más en el horizonte.

Tras varios ensayos con resultados alentadores, ha resurgido el interés médico por la psilocibina, los principales componentes activos de las setas mágicas, y el LSD, especialmente para afecciones como el trastorno de estrés postraumático y la depresión en pacientes con cáncer.

En 2014, un estudio realizado en EE.UU. demostró que el LSD ayudaba a los pacientes con enfermedades, como la ansiedad por la muerte, mientras que un estudio realizado en 2012 demostró que cuando se combinaba la MDMA con la psicoterapia, los pacientes podían sobrevivir al trastorno de estrés postraumático. En 2006, un estudio realizado por científicos de Arizona demostró que la psilocibina podía ayudar a aliviar los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo.

Las malas noticias, según el profesor Nutt, eran que los financiadores y el gobierno del Reino Unido seguían sin querer comprometerse con los posibles beneficios clínicos de los psicodélicos. Comparó las barreras a la investigación con la censura realizada por la Iglesia Católica en los trabajos de Galileo en 1616 y que se prohibió la investigación sobre drogas, como el cannabis y las drogas psicodélicas, durante 50 años.

Llegó a la conclusión de que, en cuanto a la cantidad de oportunidades desperdiciadas, era mucho mayor que la prohibición de los telescopios y que se trataba de un nivel de censura realmente espantoso.

You may also like

Los psicodélicos no creen que prohibir todas las sustancias psicoactivas sea una buena idea
Los científicos afirman que el MDMA (y los psicodélicos) son «más seguros que la equitación

Leave a Reply

Resolver : *
29 ⁄ 29 =