31
Ago
2015

Marihuana medicinal o recreativa: A dónde lleva la ley a la gente



¿Qué siguió a las leyes de regulación del cannabis recreativo ? Más bien, ¿a dónde lleva la regulación de la marihuana recreativa a las empresas y a los clientes (y quizá a los responsables políticos, a los estados y a otros grupos interesados)? La regulación, ¿es buena?

El mundo observó a Colorado el 1 de enero de 2014, cuando se abrieron las puertas de los dispensarios por primera vez, para el uso recreativo de la marihuana. Según Denver.com, las colas llegaron a rodear las manzanas de puntos de venta y los usuarios de las redes sociales se volvieron locos al publicar selfies de su primera compra exitosa de marihuana recreativa «legal» en el estado.

Todo este acontecimiento histórico se debió a la Enmienda 64, por la que se permite a los residentes de Colorado comprar y poseer hasta una (1) onza de marihuana recreativa a la vez, un acontecimiento muy histórico para la propuesta, así como para el gran cambio de percepción sobre la antes demonizada droga-cannabis.

Pero aunque la mayoría de los fumadores de hierba celebraron la nueva libertad que les ha dado el gobierno de Colorado, hay un inconveniente que odian: el aumento de los precios de la marihuana (*basado en los precios existentes de la marihuana para uso médico, algo que ya es legal en el estado desde hace casi una década).

Y aquí hay otra cuestión que desconcierta a los negocios de la marihuana. Cuando un estado legaliza la marihuana recreativa (bajo regulación), se plantea la cuestión de si deben seguir existiendo las dos industrias «marihuana medicinal y recreativa«.

Según el blog Canna Law, tal y como se publicó,«Marihuana medicinal vs. marihuana recreativa en 2015«, esa cuestión se agrava porque la industria del cannabis medicinal sigue sin estar controlada o regulada, mientras que los negocios de cannabis recreativo seguirán estando muy controlados y gravados. En el caso de la marihuana medicinal frente a la recreativa, los propietarios de negocios de cannabis recreativo piensan que la competencia es injusta porque tienen que competir con una contraparte no controlada y no regulada.

Y para expresar su opinión, los negocios de cannabis recreativo han empezado a ejercer presión o a apelar, señalando que si el estado quiere obtener la mayor cantidad de ingresos fiscales de las ventas de cannabis, así como garantizar la seguridad pública, el gobierno tiene que cerrar todos los negocios de cannabis medicinal no regulados. No sólo esa regulación afectó a los vendedores de cannabis recreativo, sino también a los consumidores; de hecho, la mayoría de los consumidores están acudiendo a los mercados médicos e ilegales para acceder al cannabis debido a la regulación.

Para apoyar esta afirmación, según las fuentes, el mercado negro, desde 2012, se ha disparado desde el momento en que los votantes legalizaron la marihuana en Washington, mientras que los servicios de entrega de hierba se jactan de su capacidad de vender fuera de dicho sistema legal. Y para aumentar esta reacción en cadena debida al control del cannabis recreativo, el número de registros de pacientes en Colorado, desde 2012, aumentó, aparentemente evitando pagar los impuestos más altos que conlleva la hierba recreativa.

Leave a Reply

Resolver : *
38 ⁄ 19 =